A partir del primer trimestre de embarazo es posible que las futuras madres mitiguen algunas de sus molestias con algún tipo de masaje circulatorio o relajante. En Fisiobilbao proponemos el drenaje linfático manual para ayudar en este caso sobre todo,con la molesta retención de liquidos durante el embarazo.

Además, el drenaje linfático manual refuerza el sistema inmunológico, elimina toxinas aportando a la piel un mejor aspecto ya que mejora la circulación sanguínea. Este masaje trata de prevenir esa hinchazón, mediante movimientos lentos realizados sobre el sistema linfático, estas maniobras canalizan el liquido estancado para que pueda ser eliminado del cuerpo.

Debes consultar con tu médico de confianza ya que estas prácticas no se pueden realizar en embarazos de alto riesgo, si la madre está sufriendo una infección o si padece alguna enfermedad cardíaca o renal.

En Fisiobilbao nos adaptamos haciendo de cada sesión una terapia personalizada en función de las necesidades de cada paciente.